Sobre mi

«Todo casual encuentro, una cita»
J. L. Borges

Caminante, jardinero y cardio-logo

La experiencia del caminante es como la del jardinero.

De la misma manera que cada estación del año nos muestra el momento en que nos encontramos, cada etapa del camino que transitamos se ve reflejada en las formas, olores y colores del jardín.

Aunque no lo parezca, el camino siempre se dirige hacia el interior de uno mismo. Ahí se encuentra el jardín. Hay épocas de siembra, de poda, de limpieza, de descanso, de cosecha. A veces es tiempo de recogimiento y todo va hacia dentro y otras se producen explosiones creativas que desbordan cualquier límite.

Hay ciclos que se repiten cada año mientras que otros requieren tiempos más largos. Los primeros suelen ser bastante evidentes pero los segundos son más sutiles y requieren toda nuestra atención para percatarnos.

Somos un jardín lleno de vida, por eso, nuestro paso por un lugar deja siempre un aroma… esa es nuestra «marca», lo que nos define y diferencia.

En esta etapa del camino, acompaño a otros caminantes para que descubran la esencia de lo que quieren mostrar al mundo, traduciendo sus ideas en imágenes.

¿Y como cardio-logo? Creo imágenes para el corazón, ese lugar donde no alcanzan las palabras.

Latif – Vicente Jesús Sáenz       

 

«Que la Belleza nos acompañe siempre»